¿Qué es un Lead?

Hablar de “leads” hoy en día puede resumirse en dos significados. Y digo dos, porque existen diferentes conceptos para cada una de las áreas: Marketing Sales. 

Así es, existe un conflicto continuo entre ambas partes sobre lo que representan verdaderamente estos leads o bien, clientes potenciales. Esto se debe a que, los marketeros invierten muchísimo tiempo generando leads, que al final en Sales son descartados. 

Entonces, y ya para entrar en materia, es necesario que ambos equipos estén sincronizados y trabajen para conseguir el mismo objetivo. Después de todo, lo más importante en un principio es: aumentar las ventas y, por lo tanto, generar más ingresos. 

Asegúrate de que ambos equipos coincidan en lo que es un lead y en que esos leads se relacionen directamente con el perfil de buyer persona que has determinado para tu marca. 

¿Qué es un Lead? Marketing VS Sales

Ahora bien, un lead, desde el punto de vista de los marketeros, sería aquella persona que rellene un formulario de contacto en tu landing page, alguien que inicie una conversación a través del chat online o bien, alguien que interactúe con tus publicaciones en las redes sociales.

La razón es que, el Marketing considera como lead cualquier persona que ha dejado su información de contacto (nombre, apellido, email o alguna red social) para que pueda ser contactado más adelante o a cambio de recibir contenido relevante. 

Mientras tanto, para el equipo de Sales o ventas el concepto es diferente. No están de acuerdo con que eso sea verdaderamente un lead, ya que solo han mostrado escaso interés. 

Perseguir cada uno de esos leads podría ser una pérdida de tiempo. De modo que, el equipo de Sales prefiere hacer seguimientos, generar outbound leads (enviar mensajes directamente a los prospectos) y aprovechar las verdaderas oportunidades. 

Para ellos, los leads son aquellas personas que están listos para comprar o su perfil encaja perfectamente con el buyer persona de la marca. 

3 estrategias para generar más leads y convertirlos en verdaderos clientes

1. Optimiza tus landing pages 

Las landing pages son las páginas donde tus leads o clientes potenciales se convierten en verdaderos clientes. 

Es importante que sea una página sencilla, donde la persona pueda identificar claramente qué es lo que estás ofreciendo y donde puedas pedirle su información de contacto o al menos, su correo electrónico. 

Eso será suficiente para comenzar a construir la relación, a través del envío de comunicaciones. 

2. Publica nuevo contenido con frecuencia

Una vez que has optimizado tus landing pagescrea contenido relacionado a la oferta. Puede ser agregando nuevos artículos en tu blog o bien, agregando nuevos posts en tus redes sociales.

El contenido debe ser variado, de modo que todos tus leads son diferentes y sus necesidades no son las mismas. Encárgate de satisfacerlas todas (o casi todas).

3. Mejora tus CTAs

Probar diferentes ubicaciones para tus CTAs te ayudará a determinar el lugar correcto para que tu lead pueda verlo y hacer clic sobre él sin dudarlo. 

El mensaje de tu CTA debe ser atractivo y directo. Tu buyer persona debe identificarse con el mensaje tan pronto lo lea. 

También puedes modificar los colores (por unos más llamativos), el tipo de letra y el tamaño (hacerlo más grande para que sea más visible).