¿Qué es el A/B Testing?

Todo ecommerce, todo negocio, toda marca tiene un objetivo de conversión. O bien, varios objetivos de conversión. En otras palabras: acciones que los clientes deben llevar a cabo para determinar la tasa de conversión de tal sitio web. 

Dicho esto, el A/B Testing es una práctica o método en donde se comparan dos versiones de una misma página web o aplicación para determinar cuál de las dos funciona mejor o cuál genera más conversiones. 

Estas pruebas se les muestran a los usuarios al azar, y luego, mediante un análisis, se determina la mejor variación para el objetivo de conversión específico.

¿Cómo funciona el A/B Testing?

El A/B Testing te ayudará a rentabilizar tus campañas y estrategias de marketing, asegurándote de mantener y combinar las más importantes y beneficiosas para tu página web.

Dicho esto, lo primero que debes hacer es: investigar. Puedes utilizar herramientas de análisis como Google Analytics, encuestas y mapas de calor para recopilar los datos necesarios.

También te recomiendo que estudies tu embudo de conversión, así podrás identificar qué área está fallando y por qué tus leads no se convierten.

Una vez tengas la información necesaria, es necesario que construyas tus propias hipótesis y un plan. Este plan debe enfocarse en aumentar las conversiones. Claro está.

Ahora es momento de crear la variación de la versión existente, basándote en los datos obtenidos y en el plan que has creado anteriormente. 

Con esta variación podrás poner en marcha diferentes pruebas y cambios. El cambio puede ser tan simple como modificar un titular, o cambiar de lugar un botón, o un diseño completamente diferente al primero. 

Por último y luego de que haya transcurrido un tiempo prudente, recopila y analiza los resultados. Es momento de sacar conclusiones.

Si descubres que la segunda variación ha funcionado mejor, cámbiala de inmediato. Por el contrario, si no obtienes un resultado 100% concluyente, lo mejor que puedes hacer es extraer algunas ideas y aplicarlas en la versión inicial. 

¿Por qué el A/B Testing es tan importante?

Este tipo de pruebas te permite evaluar todos los elementos de tu página web que pueden influir en el comportamiento de los visitantes.

Y con "todos los elementos" me refiero a: links, imágenes, texto y botones de tus CTAs, títulos y subtítulos, contenido, diseño y funcionalidad de la página web, pruebas sociales, testimonios y mucho más.

Si crees que realizar estas pruebas es una pérdida de tiempo, qué va. De hecho, desde Ecommerce Moda, pensamos que son vitales. 

Con el A/B Testing no solo mejorarás la experiencia de los visitantes en tu página, sino que también podrás:

  • Aumentar las conversiones (invirtiendo menos).
  • Reducir la tasa de rebote.
  • Realizar cambios específicos (en lugar de rediseñar toda la página) basándote en métricas, no en conjeturas.
  • Actualizar los precios de los productos, asegurándote de que los clientes reaccionen positivamente al cambio.

Por último, te recomendamos que, antes de aplicar tu A/B Testing, generes las hipótesis correctas. Mucho ojo ahí, ya que de ello dependen todas y cada una de las etapas de la prueba.

Además, no te guíes por "el qué dirán". Cada página web tiene objetivos diferentes y clientes diferentes. Lo que le sirve a él o a ella, puede que no te resulte a ti. 

Transita este camino poco a poco. Tómate el tiempo que consideres necesario para evaluar todos los elementos de tu página y tomando en cuenta todos los factores externos posibles. ¡Verás cómo el A/B Testing optimiza el rendimiento de tu página para siempre!