Qué es el Marketing de Comunicación y cómo crear tu propia estrategia

Primero lo primero. Y lo primero siempre es la definición y, dentro de ésta, los beneficios: una estrategia de marketing buena lo es todo. Y con esta frase resolveríamos los dos puntos.

Cuando hablamos de una "estrategia de marketing de comunicación", nos referimos a las relaciones públicas, o bien... ¡Las RP!

Las RP no son más que lazos que deberás construir con periodistas relevantes. Aquellos que te permitan darte a conocer a través de todos los medios posibles, a crear consciencia sobre tu marca o producto u oferta, o bien, a convertir a tus leads en verdaderos clientes. 

Existen muchísimas maneras de lanzar una campaña de marketing de comunicación. Sin embargo, todo va a depender de tu presupuesto, del nicho en el que te desenvuelvas y de la experiencia que tengas. 

Coloquemos un ejemplo:

Si en tu plan de marketing cuentas con un presupuesto de un millón de euros de sobra, podrás acercarte a tu público objetivo con mayor facilidad. 

No solo a través de anuncios televisivos o anuncios en la prensa, sino también a través de anuncios de Facebook. 

Aunque, con toda sinceridad, lo mejor es que tú mismo planifiques tu propia estrategia de marketing de comunicación. 

Y es que, desde Ecommerce Moda, nuestro principal objetivo es: ayudarte. Y para ello, hemos preparado las mejores estrategias y tips que te impulsarán a crear tu propia estrategia de marketing de comunicación y a establecer relaciones duraderas con los periodistas.

marketing de comunicación

¿Qué es el marketing de comunicación?

El marketing de comunicación engloba todas las comunicaciones (de cualquier formato) que lanzas para llegar a tu público objetivo. 

Sí, el marketing de comunicación incluye publicidad, presencia online, branding, actividades de relaciones públicas, patrocinios, material impreso y mucho más. No te miento, es un término un tanto cargado. 

Entonces, vamos al grano. Una campaña de marketing de comunicación es la estrategia usada por una compañía o una persona física e individual para conseguir sus objetivos. Fácil. Tiene que incluir o dividirse en tres partes: el qué, el cómo y el quién. Dicho de otro modo: mensaje, medio y target.

Dentro de todo el proceso de creación de relaciones, difusión de newsletter y uso de redes sociales, hay un concepto fundamental que destaca especialmente de un tiempo a esta parte. La estrategia PR.

La estrategia PR serían las estrategias vinculadas a las Relaciones Publicas. En este campo, que desarrollaremos más adelante.

Hay mucho de boca a boca. Mucho de reciprocidad entendida como: tú me das y yo te doy. Mucho de aquello de “quien tiene padrino comulga”. Pero todas estas son cosas que se pueden profesionalizar.

Por último, y antes de empezar con lo importante, te diremos que no es lo mismo ir a la guerra con piedras y palos que con un misil nuclear. Que, si bien la creatividad y la experiencia son dos grados a tener en cuenta, el presupuesto no lo es menos.

La clave está en aplicar la inteligencia y la estrategia lo máximo posible. Si puedes no usar el misil nuclear, mejor no usarlo.

La clave, como en cualquier negocio, es conseguir más gastando menos. Qué duda cabe.

marketing de comunicación

3 aspectos imprescindibles en tu estrategia de marketing de comunicación

1. Alineamiento de marca

Cualquier canal de marketing tiene que tener la misma percepción de marca que tú.

Esto es una vuelta a lo que hablábamos antes de qué, cómo y quién. Esta parte tendría mucho que ver con el cómo.

Por ejemplo:

¿Tendría sentido promocionar un perfume femenino en una revista masculina? Ya te respondemos nosotros: salvo una estrategia orientada a una campaña concretísima, no.

2. Alineamiento con el cliente

Quienes peinan canas en esto del marketing saben que: “Hay que ir donde tus clientes ya estén”.

Elige canales en los que tus clientes ya son activos y explótalos. Es un poco como lo que hacen los ciclistas: ir a rebufo.

3. Alineamiento con tu presupuesto

Bueno, esto es bastante evidente. Y no tendría por qué hacer falta decirlo, pero ahí va: es lógico que no puedas aspirar a poner un anuncio en Antena 3 en Prime Time.

5 pasos para crear una campaña de marketing exitosa

Te advertimos de algo importante: esto no va de hacer cuatro cosas y esperar a que den resultados. Qué va. Es bastante más complejo que todo eso.

Una campaña de marketing que roce la excelencia debe combinar métodos.

Debe repartir los huevos en distintas cestas. Ver en qué cestas están más seguros. En cuáles se han roto y dónde merece la pena apostar. Se entiende, ¿no?

Vamos con los pasos:

Paso #1: Entiende a tu audiencia

Ocurre frecuentemente que actuamos sin tener en consideración qué le puede gustar a tu público que, a fin de cuentas, lo es todo.

Lo contrario es como si tienes un restaurante, no te gusta el jamón ibérico, piensas que al resto de la gente tampoco le gusta y no lo vendes. Error.

Igual tienes razón, pero si no preguntas, no lo sabes. Intenta escuchar a tus clientes: tienes mil herramientas para ello.

Paso #2: Define tu ventaja diferencial

Esta es la base del plan de tu producto. No hay más.

En otras palabras, la ventaja diferencial es aquello que tiene tu producto que le hace sobresalir por encima del resto.

Dicho de otro modo, las razones por las que confías en lo que haces. Si eso lo tienes claro, tus mensajes serán claros, consistentes y reconocibles.

Paso #3: Determina tu mix de comunicaciones

Esto es justo de lo que te hablábamos al principio del punto.

AdWords, anuncios en revistas de papel, marketing directo, marketing de contenido, eventos… Has de tener claro lo que quieres hacer y lo que mejor funciona en tu campo.

Paso #4: Define los elementos de la marca

Guarda una íntima relación con lo de la ventaja diferencial. Es el branding.

Es tu amigo y se aplica sobre conceptos como web, apps, plataformas sociales… Aunque, bueno, no es que sea tu amigo: eres tú.

El branding es el espíritu de tu marca. Y la proyección que haces del mismo. 

Paso #5: Define métricas

Estopa dice: “Fíjate un objetivo distinto”. Nosotros cambiamos distinto por realista.

Una vez que has tomado las decisiones anteriores, tienes que marcarte una serie de objetivos.

Objetivos realistas, sí. Pero también que reflejen realmente un crecimiento: número de likes o rt’s no son métricas fiables. Sí lo son visitas a la web, leads conseguidos, número de backlinks conseguidos.

Este tipo de KPI’s son los que determinarán si tu negocio está funcionando bien.

La importancia de que hablen de ti y cómo conseguirlo

Imaginamos que no eres el directivo, o el publicista, o el marketero de una empresa con un presupuesto de más de 5 cifras para poner en marcha una campaña de comunicación.

En tal caso: Hola, eres bien recibido, pero las siguientes líneas están dirigidas a la gente que tiene startups. Que parte de una economía de guerrillas. Que le cuesta más hacer que hablen de su producto.

Una acción que puede dotar de popularidad a tu empresa (eso lo saben las multinacionales) es conseguir que influencers, periodistas o bloggers hablen de tu producto.

Ahora bien, las dificultadas son manifiestas. Con lo cual te vamos a detallar el plan que vas a tener que poner en marcha si quieres ser (ojalá) portada en El País.

Te anticipamos que estas tres ideas son fundamentales:
  • Crea una historia que funcione: nunca un anuncio al estilo del de compramostucoche.es
  • Encuentra un medio en el que puedas aparecer: si tienes una marca que va a revolucionar la economía, Expansión es tu periódico. Por ejemplo.
  • Construye relaciones con la prensa.

marketing de comunicación

Claves para contactar con periodistas

Lo primero: un periodista recibe al día una cantidad de correos difícilmente cuantificable. ¿Por qué iba a tener que leer el tuyo?

No es que los periodistas sean malas personas, es que están muy ocupados y favores, lo que son favores, los harán si eres su amigo. En caso contrario todo pasa por ofrecerle un contenido interesante.

Lo segundo: el mensaje de marketing. Esto describe qué haces y cómo lo dices. Parece realmente sencillo, pero tiene su complicación.

Si hay gente que se atora, que se atasca sólo para explicar su trabajo. ¿Cómo no le va a pasar eso si intenta venderlo?

Tengo un amigo, al cual quiero mucho y escucho siempre cuando habla (sólo faltaba), que no es capaz de explicarme en qué trabaja. Él lleva tres años en ese puesto y todavía no sé a qué se dedica.

marketing de comunicación

Lo tercero: cuida tu lenguaje.

Esta frase, que hemos oído todos de boca de nuestras madres desde los 10 hasta los 18, tiene sentido también a los veintitantos, a los trentaitantos y… toda la vida.

Omite la jerga y el lenguaje pedante. En la virtud está el término medio, joven Padawan.

Lo cuarto: si es necesario hacer un brainstorming con todos los empleados para saber la forma más eficiente de venderlo, hazlo.

La clave, tanto en lo que dices como en el cómo lo dices, residirá (o lo lógico sería que residiese) en la ventaja diferencial de la que hablábamos antes.

¿Cómo encontrar tu medio ideal?

Esta tarea es más difícil que hace treinta años, por ejemplo. Pero al mismo tiempo es más efectiva, claro.

Si te fijas, hace treinta años en España sólo había tres canales de televisión y apenas cuatro periódicos en el kiosco. Ahora hasta el más tonto (y entiéndase la licencia) hace relojes.

Hay un medio de comunicación (blog, cuenta de Instagram, revista, canal) para casi cada cosa.

Aquí unos trucos para encontrar el que se adapta a tus características:
  • ¿Reconoces a alguien que haya escrito algo sobre la competencia? Si la respuesta es sí (y no lo han hecho a través de un promocionado), la siguiente pregunta es: ¿por qué no iban a escribir algo sobre ti? Para reconocer si hay más artículos sobre un tema parecido, puedes usar herramientas como Buzzsumo (o simplemente Google).
  • Búsqueda de imágenes a la inversa. El truco es el siguiente: ir a Pinterest y escribir tu keyword + infografía. Una vez ahí le das al botón derecho, buscar en Google esta imagen, abrirá el Google búsqueda inversa y te dirá los medios en los que ha salido.
  • Intuición. Bueno, más que intuición es una cuestión de un trabajo previo de investigación cualitativa. A priori no pierdes nada por escribir a un medio para intentar aparecer en él. Si crees que tu producto puede cuadrar en él (aunque no se hayan completado ninguna de las referencias de los trucos anteriores), tira hacia delante.

¿Cómo construir relaciones con periodistas? 

¿Verdad que todas tus relaciones se basan en lo que te aportan otras personas? No en un sentido material o de interés. Es una cuestión que se equilibra por el valor de cada acción, cada gesto.

Así que esto no te va a sorprender, porque es como todo en la vida: la clave pasa por ofrecer algo interesante. Por tener un valor. Pero tiene sus trucos:

Segmenta tu panorama

O lo que es lo mismo, haz un estudio de mercado de influencers y divídelos en función de prioridades, para saber si te merece la pena el tiempo gastado.

Lo suyo es establecer tres prioridades:

  • Prioridad alta: objetivos de alto valor.
  • Prioridad media: nombres conocidos dentro de la industria.
  • Prioridad baja: objetivos con sitios web nuevos y públicos limitados. No ofrecen un gran impacto para ser viral, pero pueden ayudar en la construcción de fuente de enlaces y pruebas sociales.

Personalización

De este tema ya te hablamos en el artículo sobre las newsletter.

Mandar mails personalizados es lo primero. Y no es una cuestión de mandar el mismo correo a todo quisqui cambiando el nombre.

No. No se soluciona con saludar a Juan, a Raquel y a Alfonso. Tienes que ir más allá.

marketing de comunicación

Lo malo de personalizar (lo dice la propia palabra, casi) es que es difícilmente automatizable. Lo bueno, claro, es que las posibilidades de conseguir tus objetivos son mucho más elevadas.

¿Cómo empezar conversaciones con periodistas?

Un secreto que me llevo guardando todo el artículo: estudié periodismo.

Con esto quiero decir que, en medida de lo expuesto, sé un poco de lo que me hablo. Ya sea por lo poco que lo he ejercido o por lo mucho que conozco a los de mi gremio. De ahí también que este testimonio tenga más valor.

El caso, a los periodistas nos gusta sentirnos leídos. Es un elogio importantísimo: los piropos y los cumplidos sobre nuestros artículos son recibidos como agua de mayo.

Y mejor recibidos todavía son los mensajes que nos hacen sentirnos leídos, elogiados y… complementados con información adicional. Y esa información adicional, si es tu producto, puede tener cabida en un medio.

Aquí los trucos:

  • Compartir contenido útil. En comunión con lo anterior. Los periodistas se pasan –nos pasamos- la vida leyendo. Al final es un método de vida. Y un periodista que no lee es como un cocinero de estrella Michelin que se la pasa comiendo en el McDonald's. Con lo cual, si sabes a qué periodista te tienes que dirigir, tienes mucho ganado. Es decir, si vendes botas de fútbol tendrá más lógica hablar, no sé, con Aitor Lagunas que con Mercedes Milá. 
  • No pienses que tu trabajo cae en saco roto. En muchos casos (experiencia personal o true story, bro) le resuelve un artículo al periodista.
  • Compartir datos. Esto es lo que decíamos antes también. Puede ser que un periodista no quiera una info por venir ya mascada, pero ¿un dato? De un dato puedes hacer lo que quieras. El otro día un amigo periodista me contaba que no sé qué empresa le había mandado una encuesta que aseguraba que la tortilla de patata era la comida favorita de los españoles.

marketing de comunicación

Extratip:

Si ya has cruzado correos con alguien o si te debe un “favor” será más fácil aparecer en prensa.


      Dejar un comentario

      Por favor tenga en cuenta que los comentarios deben ser aprobados antes de ser publicados