Lo que necesitas saber sobre los chatbots

Al igual que un médico pregunta para emitir un diagnóstico, nosotros te preguntaremos para saber si te interesa tener un chatbot: ¿Estás tratando de conseguir más clientes?, ¿Quieres ver cómo repiten clientes anteriores?, ¿Crees que puedes ahorrar el tiempo que gastas en responder?, ¿Quieres, en suma, maximizar tus beneficios?

Nos quitamos el estereoscopio y la bata y te decimos: si has respondido que sí a sólo una de las preguntas, este artículo te interesa. Y muchísimo. 

De hecho, apostaría mi reino a que te interesa porque, uno, es evidente que quieres maximizar tus beneficios y, dos, según Business Insider, el 80% de las empresas quiere usar chatbots antes de 2020.

Y seguro que tú formas parte de ese 80%.

¿Qué es un chatbot?

Una buena aunque incompleta forma de acercamiento al término es la siguiente: un chatbot es la sofisticación del apartado de preguntas y respuestas. Buena, decíamos, sí, pero se queda corta.

Y es que un chatbot permite mucho más. Entre otras cosas, un chatbot permite o posibilita la puesta en marcha de acciones de remarketing de carrito abandonado.

También la realización de encuestas de satisfacción. O la que sería más evidente, la de atención al cliente en materias como la disponibilidad de productos o la recomendación de los mismos. Pero también en toda forma de asistencia virtual o en chatcenters.

Los chatbots no es que sean el futuro, es que son el presente incipiente. Ya están instalados, ya se están estudiando sus posibilidades, ya hay consciencia de que nos van a ofrecer cosas que a día de hoy desconocemos. Y van a reventar el mundo del ecommerce.


chatbot

Por qué tener un chatbot

Bueno, aunque esta pregunta se responda con el primer párrafo de este artículo, vamos a tratar de enfocarnos en las ventajas o virtudes precisas del chatbot.

La primera de ellas sería demasiado evidente. Un chatbot te sirve para ahorrar tiempo. Te quitan la necesidad de tener un equipo conectado las 24 horas del día porque se automatizan los procesos.

Pero, claro, del ahorro de tiempo se extrae otra virtud: la reducción de costes operativos y la manutención del grado de satisfacción de clientes. El trabajo se facilita, se agiliza y se hace más eficaz.

Además, otra de las grandes ventajas, es que se ajustan a las necesidades del negocio.

Vamos, que cada vez son herramientas más sofisticadas. Cada vez ofrecen una mayor variedad de posibilidades y te permiten, por lo tanto, elegir la tecnología que mejor se adapte a la necesidad de tu negocio.

Es decir, si necesitas un bot que responda de forma genérica a cualquier pregunta, lo puedes tener. No obstante, si dado el caso, prefieres algo más sofisticado que responda a un conjunto de preguntas; que dé unas respuestas más elaboradas; que a fin de cuentas, de un servicio más satisfactorio, también lo puedes tener.

Otra de las grandes ventajas de implementar un chatbot es que a una marca le das valor y vida propia. Ten en cuenta que lo que estás haciendo es extender la personalidad de la marca a un campo más. Es decir, si optas por un chatbot gracioso, gamberro ya estás tomando una decisión de branding.

Pero, sobre todo, lo que más nos gusta de los chatbots es la reducción de gastos que implica: en el largo plazo puede ser diez veces (¡Diez veces!) más económico que un personal de servicio al cliente.

Bueno, eso, y lo fácil que es montar tu propio chatbot: hay mil plataformas que te permiten crearlo. Ya sabes, con Internet se han automatizado todos los procesos de creación en la web. De lo que sea, hay plantillas para todo. Para hacer tu página, claro, pero también para montar tu chatbot. No te hace falta saber programar.

Cómo crear un chatbot en 15 minutos

Como te decíamos un poco más arriba: puedes pensar que es un trabajo difícil, que hace falta estudiar informática y hacer un máster en programación, pero te diremos que estás equivocado.

Si algo positivo nos aporta la digitalización –entre muchas cosas-, es la posibilidad de convertirnos con, relativamente, pocos medios en un self made man (or woman).

No necesitas invertir o gastar cientos o miles de euros en contratar a un desarrollador. No necesitas invertir o gastar una santa barbaridad de tiempo.

Hay páginas como Chatfuel o el propio Facebook Messenger que te permiten ir montándolo y, créeme, que lo que es crearlo, no te llevará más de quince minutos.

Aunque, si bien es cierto, luego es necesario dedicarle tiempo.

 

Por qué no te puedes permitir ignorar el Facebook Messenger

Facebook cerró enero de 2018 con cerca de 2.167 millones de usuarios activos. Tómate tu tiempo para leer la cifra y para asimilarla, si lo necesitas: Facebook es la red social más usada del mundo.

Y, aunque hemos hablado mil veces del potencial de Instagram, Facebook es algo de otro planeta. 

El caso es que Facebook Messenger, como herramienta de comunicación, va constantemente a la alza. ¿Verdad que cada vez te da más pereza hablar por teléfono? Pues eso nos pasa a todos. Y por eso existe Facebook Messenger.

Y es que, si lo traducimos de nuevo a cifras, hay estudios que dicen que un 91% de adolescentes usan apps de mensajes.

Y ese estudio o ese dato se entiende mejor si se complementa con el siguiente: un estudio de Facebook asegura que el 53% de la gente que usa aplicaciones para interactuar con marcas, tiene mayor predisposición a comprar desde las aplicaciones. Lo cual es bastante lógico.

¿Qué queremos decir al empoderar tanto a Facebook? Pues que mucha gente contacta por primera vez con tu marca a través de esta red social. Y, si lo hace, es muy posible que tenga alguna pregunta que hacerte. Con lo cual, teniendo un chatbot que le salte automáticamente nada más entrar en la web, le quitará apuros al usuario a la hora de preguntar.

chatbot

6 cosas que tienes que hacer sí o sí

Montar el chatbot es el primero de los pasos, porque sin chatbot no hay clientes.

Ahora tienes que seguir con los pasos lógicos derivados de cualquier acción digital. Necesitas darle visibilidad y, como siempre, no es tener un buen producto. Es saber venderlo.

Es como la frase de una película que no recuerdo: “Escribir algo que sabes que nadie va a leer, seguro que Dante también lo calificaría de inútil”.

Así pues, para ser leído es aconsejable poner en marcha las siguientes estrategias:

Añade un widget de Messenger en tu web

Para que el trabajo no caiga en balde, empieza por poner un widget de Facebook Messenger en tu web. Muchas páginas lo usan para dar la bienvenida. Hazlo. No hay más discusión posible.

Si alguien se conecta con tu bot en tu web, puedes hacerle después un seguimiento en Messenger. Es decir, tienes su contacto y puedes responderle a algo que antes no podías.

Añade un botón de mensaje

Añadiendo este CTA a tu página de Facebook, serás fácilmente contactable (si se ve a simple vista). Y lo puedes hacer rápidamente.  Además, ahora la herramienta de Business Manager te da la opción de incluir uno de estos botones en cada publicación.

Crea una página de aterrizaje para tu bot

Tu bot es como tu hijo. Tu máxima y mayor creación. Tienes que presumir de él todo lo que puedas. De ahí que sea aconsejable crear una página de aterrizaje en la que hables sobre él.

Una opción es hacerle todo un perfil psicológico: dotarle de personalidad propia. Y luego, como decimos, crear una página de aterrizaje en la que informes de lo que tienes, por qué la gente debe usarlo. Deben conocer sus beneficios porque tú se los has mostrado.

Mételo en una botlist

Por desgracia, las botlist no están tan desarrolladas en España como en países de habla inglesa, pero, aun así, puedes probar a incluirlo.

Una botlist es un directorio online creado específicamente para ayudar a la gente a descubrir nuevos bots. Con lo cual, se intuye también que una de las ventajas de las botlists es servirte de ellas para inspirarte en la forja de tu hijo.

Lista de mensajes

Son increíblemente útiles y es una mina de oro para usuarios potenciales.

En las newsletter o en lo que sea que mandes a clientes, muchas empresas lo hacen: habilitar la función de tu chatbot para que escriban directamente.

chatbot

Consigue usuarios de los comentarios de Facebook

Una de las cosas más eficientes es esta: establecer una palabra clave para que, cada vez que un usuario escriba dicha palabra, tu chatbot le escriba algo determinado. Esto es una estrategia de marketing buenísima para establecer cercanía y para hacer ver al cliente que te preocupan sus problemas con tu marca.

Si, por ejemplo, ves que se queja del precio, puedes mandarle un descuento para las compras sobre un producto. Esto es una cuestión de imaginación… y de generosidad. Claro.


Dejar un comentario

Por favor tenga en cuenta que los comentarios deben ser aprobados antes de ser publicados