Cómo buscar keywords para tu ecommerce

Si eres nuevo en el mundo del ecommerce o del marketing online (es decir, tienes una marca y quieres aterrizar en el online pero todavía estás un poco verde en este mundillo), es posible que hayas oído hablar de SEO.

Y es posible que hayas oído hablar de SEO al igual que mi abuela de WhatsApp: sabe que es importante, sabe que todo el mundo lo usa, sabe que sirve para algo, pero no tiene ni idea de cómo usarlo.

La diferencia es que a mi abuela no le interesa meterse ya en esos berenjenales (no está para aprender todas las complejidades de la digitalización), pero tú sí.

Continuaremos con una brevísima y no del todo correcta introducción: el SEO es el precio cualitativo (aquí no hay dinero necesariamente, eso es el SEM) que te pone Google para priorizar tus contenidos sobre los de otros. La ecuación es la siguiente: tú das una buena explicación y Google te da visibilidad.

Si lo piensas, es una relación win-win. Lo es para Google, porque así la gente que busque cosas llega fácilmente y obtiene reputación y lo es también para ti, porque así acceden a tus contenidos con mucha facilidad.

Ahora bien, ¿Qué es una buena explicación? Pues la verdad es que son muchos factores: una página con imágenes bien definidas, un artículo en el que permanece la gente más tiempo, un artículo con una extensión de x palabras… El SEO comprende muchísimas tácticas.

Una buena explicación podría ser entender el algoritmo de Google y jugar con él a tu antojo. Pero por desgracia, no lo conocemos al 100%. Hay cosas que intuimos o que sabemos al 99%.

Y una de estas cosas es la búsqueda de keywords. En el SEO han cambiado muchas cosas (parece mentira que haya variado tanto en los últimos años), pero hay una de ellas que se mantiene: la búsqueda de palabras clave.

El arte (sí, es un arte) de saber mejor que nadie qué terminología usan tus clientes potenciales para llegar a ti o en qué términos se manejan.

Un ejemplo tonto podría ser el siguiente:

Quieres vender camisetas en Chile, pero por la keyword de camiseta te encuentran cuatro y el de la guitarra. ¿Por qué? Pues porque ahí le llaman poleras.

En ese sentido (y simplificando mucho todo esto) Google sería el conector, el pegamento entre dos partes: una parte: el cliente, otra parte: tú.

Ahora te vamos a explicar y te vamos a dar las claves definitivas para encontrar tus keywords. Pero te advertimos: no es una cuestión de cuatro días.

¿Por qué la búsqueda de Keywords es importante?

Veamos, cada vez que alguien hace una búsqueda, Google debe decidir cuál de los resultados es el más útil de todos (Google, incluso, lo adapta a tus búsquedas anteriores: no le sale lo mismo a tu tío Telesforo que a tu primo Manuel).

El caso es que esto depende de los algoritmos, como bien sabes, y éste determina cuáles son las mejores y las más relevantes coincidencias para cada búsqueda.

Luego, otra cosa que sabes es que no basta con estar en la primera página. Sí, es un logro si estás empezando, pero lo lógico es aspirar siempre a más.

Lo importante es estar entre los primeros puestos de la primera página de búsqueda. La gente (nosotros mismos, de hecho, probablemente tú mismo) es muy vaga y se queda con los primeros resultados. De la segunda página ni hablamos.

O sea, para entenderlo en cifras: la primera página recibe un 90% del tráfico de las búsquedas y de ese 90%, los tres primeros un 60%. Es casi una cuestión neurológica.

En suma, la diferencia es tener (por el mismo coste) una tienda de ropa en Gran Vía o una tienda de ropa en Legazpi. ¿Está mal la segunda? Claro que no, es una zona transitada. Pero por la primera, amigo, pasa muchísima más gente.

Bien, pues un buen uso de las keywords será lo que te permita tener esa tienda en Gran Vía.

Hay que entender las keywords

Antes de lanzarte como un becerro a hacer la búsqueda de keywords para tu tienda online, te tenemos que explicar un par de conceptos.

Sí, te vamos a hacer un ultra mini diccionario de SEO. Para eso estamos, para hacerte de letra M de la RAE, de marketeros y hasta de periodistas. Veamos:

Keyword o Palabra Clave

En el contexto de SEO, es una palabra o una frase que describe el contenido de una página web. Las keywords actúan como acceso directo para resumir el contenido de una página o sitio.

Son parte de los metadatos de una página web que ayuda a los buscadores a emparejar una página con una consulta.

Longtail Keywords

Son, sencillamente, keywords de tres o más palabras. Y son importantísimas porque más del 70% de las búsquedas que se hacen en Google son de este tipo.

Se tratan de locuciones de palabras que tienden a atrapar mejor a las personas en el proceso de compra: al ser más preciso, esto implica que hay alguien buscando algo súper concreto.

Volumen de búsqueda

Se mide habitualmente en búsquedas mensuales. Es decir, el número de búsquedas de una keyword durante un mes. ¿Para qué sirve? Bueno, buscando las palabras clave con mayor volumen de búsqueda sabrás o conocerás mejor la demanda generalizada.

Esto significará más potencial de tráfico y, consecuentemente, más potencial de conversión.

Competitividad

Es evidente que hay una dificultad a la hora de posicionar una keyword.

Posicionar según qué productos populares es como ir a la Playa de Levante de Benidorm a las 12 de la mañana: todos los que están ahí han pensado ya lo mismo que tú. Y te tocará plantar la toalla 10 filas atrás de la primera línea de playa (en la página diez de Google).

Con esto queremos decir que lo ideal es encontrar playas increíbles que estén casi vacías. Aunque, lógicamente, es difícil, tiene su recompensa. En el momento que encuentras una keyword con muchas búsquedas y baja competitividad habrás dado con una perlita.

 

Haz un brainstorming

Bueno, ahora que ya sabes por qué las keywords son importantes y eres un auténtico sensei de las mismas, te toca hacer tu propia búsqueda de palabras clave.

Para ello necesitarás lanzar los términos que creas que usan tus clientes para encontrarte. Así que ya sabes: boli, papel, Google Analytics y a trabajar (ah, y recuerda: no te olvides de las longtail keywords, ya sabes que son muy importantes).

Un truco que siempre aconsejamos en ecommerce moda es pedir a amigos que metan en Google las palabras a partir de las cuales te encontrarían. Y luego, apuntarlas.

Herramientas para expandir listas

Una vez hecho el brainstorming inicial, es aconsejable remitirse a algunas herramientas que te permiten saber qué búsquedas relacionadas hay con esas palabras y ahí ya tú decides si te interesa.

Vamos, que es un trabajo de dos artistas: la mano humana (la tuya, la de tus empleados y la de tus amigos) y la robótica (todas las herramientas que te darán unas respuestas súper útiles).

Bien, una de las herramientas más simples pertenece a Google. La conoces porque no es nada nuevo: son las mismas sugerencias que te da el buscador. Es decir, cuando escribes algo y justo abajo del cuadro de texto te aparecen una serie de búsquedas relacionadas. Hazlo desde Google Chrome en modo de incógnito (para que no esté sesgado por búsquedas anteriores).

Otra opción buenísima (esta es más útil para las longtail keywords) es entrar en Ubersuggest. El método de trabajo de esta página es el siguiente: coge una keyword (la que has escrito) le añade cada letra del abecedario y te dice las búsquedas más frecuentes.

Un friendly reminder o un súper truco:

Mucha gente busca a partir de “Donde puedo” o “Cómo puedo”. Son keywords que modifican la búsqueda y que es aconsejable tenerlas en cuenta porque te pueden dar visitas a cholón.

Búsqueda de keywords usando las herramientas de Google

¿Más keywords? Sí, definitivamente sí. Somos unos viciosos insaciables de keywords, no hay una cifra suficiente.

Ahora que tienes tu lista hecha, decíamos, puedes usarla para encontrar más keywords todavía. Hay muchas herramientas que puedes usar. Tanto gratis como de pago.

Una de las más útiles, populares y apreciadas por los marketeros es Google Keyword Planner Tool. Lo es porque te permite buscar keywords en base a (aquí son importantes los conceptos que te hemos explicado antes) el volumen de búsqueda, la competitividad o la propia palabra.

Aquí tienes que ser bastante vivo, listo o cuco porque los términos de búsqueda relacionados te exponen a palabras clave que son similares, pero que pueden tener más búsquedas, menos competencia o una combinación de ambas.

Como verás, no mentíamos cuando decíamos que es no una cuestión de cuatro días: es un trabajo de horas y horas delante del ordenador para luchar por llegar a los primeros resultados.

Ah, por cierto, algo importante: para poder usar el Google Keyword Planner Tool, tienes que crearte antes una cuenta de AdWords. Es gratis y fácil de hacer.

Una vez que la tienes, debes ir al keyword planner y revisar las opciones de búsqueda: no vayas a ser tan cazurro de buscar en Inglaterra (que a mí me ha pasado) porque te sorprenderás de los resultados. También añade lo que te interesa en el targeting.

Otro consejo:

Puedes usar una o varias palabras de golpe. En el segundo caso, tendrán que ir separadas por comas.

Una vez ahí, pregúntate a ti mismo si la búsqueda se relaciona con tu producto y si esa keyword es relevante. Cuando tengas la respuesta (y siempre y cuando ésta sea afirmativa), ve a usarla en tu página de producto o en la que sea que te convenga o compense utilizarla.

Es bueno también tener cinco o siete palabras en las que enfocar tus objetivos a corto plazo y otras tantas para darles la importancia que se merecen en el largo plazo.

Una vez hecho esto, toca tener paciencia, estar pendiente de los cambios de algoritmos y, en caso de tener alguna duda, llamarnos a nosotros. Que, por supuesto, estaremos encantados de darte una respuesta a medida.

 


Dejar un comentario

Por favor tenga en cuenta que los comentarios deben ser aprobados antes de ser publicados