Estas son las razones por las que debes mudarte a Shopify

Vale, ante de empezar el artículo vamos a aclarar algo que no debería ser necesario: este no es un artículo patrocinado. Es, de hecho, una muestra más de los embajadores que tiene Shopify a lo largo y ancho del mundo. Si hablamos de Shopify en términos tan positivos es porque lo usamos en nuestro día a día y creemos que es lo que mejor funciona.

Shopify, por si no lo sabes –aunque es poco probable, ya que si has llegado a este artículo es porque mínimamente lo conoces- es, digamos, un metaecommerce. Dicho de un modo menos críptico: la plataforma que permite la existencia de tu ecommerce. Dentro de su interfaz se da la posibilidad de añadir herramientas para customizar tu tienda, añadir productos, procesos de pago… es el albañil de la web 2.0.

Otra cosa que conviene aclarar: si buscas algo gratis, Shopify no es la opción. Aquí se ofrecen una serie de tarifas que tienen un coste fijo y un coste por transacción en función de la tarifa contratada. Este coste va desde el 0’5, como mínimo, hasta el 2%, como máximo.

Precios shopify

 

Nuestra experiencia –y la experiencia es un grado- con Shopify, dice que al invertir en esta plataforma estás invirtiendo en tiempo, dinero y recursos.

¿No te lo crees?

Aquí las razones por las que si no estás en Shopify estás perdiendo el tiempo:

1. La comunidad. Shopify tiene una comunidad que ríete de Tinder. La publicidad –para muestra un botón- se hace sola. Sus usuarios son como los de Apple, veneran la marca. Hay foros, grupos de Facebook, tutoriales en YouTube.

2. La documentación. Esto no tendría por qué ser destacado –necesariamente- como bueno, porque es lo que se espera. Pero, allá vamos. Shopify te ofrece todo lo que buscas. Tienen a tu disposición guías paso a paso, si tienes una pregunta específica te la solucionan y también hacen un trabajo en content marketing que es sencillamente espectacular. Sencillo, fácil y para toda la familia.

3. A todas horas. Shopify es como un buen amigo: está a todas horas. Si por lo que sea no puedes encontrar lo que buscas, puedes escribirles, llamarles o usar el chat para hablar con un experto.

4. Diseño. Esto es un gran punto a favor muy serio: más de cien plantillas sobre las que planificar tu ecommerce. La programación está incluida (aunque igual te conviene invertir algo en diseño gráfico para logos y tal).

5. No hay autobombo. No es necesariamente bueno, pero sí digno de destacar: es un partner que no se anuncia en tu página a bombo y platillo… si no quieres. Hay que buscarlo a conciencia.

6. Anti carrito abandonado. Lo bueno de que si a ti te va bien, a Shopify le va bien es que ofrece soluciones constantes para que te vaya mejor. Una de ellas son las soluciones al carrito abandonado: un servicio de recuperación para pagar la compra abandonada de forma automática enviando un correo. Esto es, memoriza el correo que inserta el cliente en el registro y pasado el límite de horas lo hace.

7. Responsive design. O, dicho de otro modo, adaptación de tu formato de página web al de Smartphone. La utilidad e importancia de esto es incuantificable. Bueno, no: mira a ver cuántas compras te entran por el móvil y cuantas por el ordenador.

8. Facilidades de pago. Más de 70 monedas de pago internacionales: stripe, paypal, applepay, sistemas de pago con tarjetas de crédito… Si tu proyección es internacional, Shopify es tu amigo.

9. Es tu contable. Sí, con Shopify te ahorras el puesto de un contable. O, al menos, de una de sus funciones. Tiene un sistema de impuestos automático. Se encarga de los impuestos estatales por ubicación.

10. Intuitivo. Tal cual, es muy muy intuitivo. Tu abuela –es más, mi abuela- si le echa un par de horas es capaz de montarte una tienda la mar de cuca.

11. Rapidez. Acepta y gestiona pedidos en cuestión de segundos. Recibes una alerta cuando recibes una venta y "sansacabó" (ojalá que tengas que terminar por mandar a la carpeta de spam porque no paran de llegarte estos correos).

12. Seguridad. Volvemos un poco al punto 8. En un mundo como el de internet en el que raro es el que no sospecha de introducir sus datos personales y bancarios, Shopify ofrece unas garantías sólidas. Métodos de pago y, sobre todo, seguridad en el proceso.

Si te queda alguna duda de porqué Shopify es para ti, déjanos un comentario y te contestaremos lo antes posible; si por el contrario ya tienes claro que tu ecommerce va a ser un Shopify, échale un vistazo a nuestro servicio de creación de tiendas online.

 


Dejar un comentario