¿Qué son las Vanity Metrics?

Si tienes un ecommerce o bien, eres dueño de una página web conoces lo que son las métricas. O al menos tienes una idea de lo importantes que son para medir el éxito de tus estrategias y campañas. 

Ahora bien, ya que sabes esto, debes saber que existen dos tipos de métricas: las Vanity Metrics y las Actionable Metrics. 

La diferencia entre estos dos tipos de métricas es que, las Actionable Metrics están vinculadas directamente con el éxito de tu sitio web, basándose en el comportamiento de tus visitantes y clientes, mientras que las Vanity Metrics solo te harán perder el tiempo. 

¿Qué son las Vanity Metrics?

Las Vanity Metrics son aquellas métricas que pueden ser medidas, pero que realmente no importan. No aportan un valor realmente significante para el rendimiento y éxito de tu sitio web. 

Este tipo de métricas pueden cambiar o ser manipuladas con facilidad.

La verdad es que quienes se preocupan por las Vanity Metrics, no saben lo que están haciendo. Es una pérdida de tiempo. 

¿Por qué? Muy sencillo: son números que, realmente, no cuentan. Quizás te hagan sentir que estás obteniendo buenos resultados, pero no es así, porque en realidad no te dicen nada sobre el verdadero crecimiento, salud y éxito de tu página web. 

¿Por qué no debes preocuparte por las Vanity Metrics?

El problema con las Vanity Metrics es que, te desvían de tus objetivos. Te hacen perder el rumbo. 

El objetivo principal de las métricas, o bien de las Actionable Metrics es: ayudarte a tomar decisiones y asegurar el éxito de tus estrategias y campañas, basándose en cifras concretas. Todo lo contrario, a las Vanity Metrics. 

Observa este ejemplo:

Si tu sitio web genera visitas, lógicamente, es una buena noticia. 

Sin embargo, no sabes qué ocasionó esas visitas.

No sabes qué estrategia logró eso, no sabes qué elemento agregaste o qué compartieron tus clientes que aumentaron las visitas en tu página web. Esta es la primera razón por la que no deberías preocuparte por las Vanity Metrics. 

Además, no importa cuántas personas visiten tu ecommerce o tu página web, ni que ganaras dinero por cada visitante que consigas.

Lo mismo sucede con los likes o con los nuevos seguidores, en el caso de que estés evaluando tus resultados en una red social. 

La única manera de hacer dinero es consiguiendo nuevos clientes. Clientes de verdad. Clientes que se mantengan fieles a tu marca o negocio a medida que transcurre el tiempo. No con visitantes. 

Esa es la segunda razón para no prestarle atención a las Vanity Metrics. Si no contribuye con el éxito de tu sitio web o bien, a satisfacer las necesidades de tus clientes, entonces déjalo ir.