¿Qué es el SEM?

SEM es el acrónimo de Search Engine Marketing, que podría ser traducido como Marketing en Motores de Búsqueda. Como puedes ver, vende bastante más SEM que MMB. O por lo menos mola más.

SEM, entonces, como su propio nombre indica, son las acciones de pago llevadas a cabo por marketers con el fin de promocionar un sitio web en un buscador.  Y también es una de las técnicas de marketing digital más demandadas, en parte por los buenos resultados que aportan una buena inversión.

Estas acciones se desarrollan en un espacio que proporcionan los mismos buscadores. Dichos espacios aportan herramientas que permiten gestionar todas estas campañas. La de Google, por ejemplo, es Google AdWords, la de Bing es Bing Ads y la de Yahoo! es Yahoo! Search Marketing.

Dichas plataformas ofrecen servicios como búsqueda de palabras clave, creación de anuncios y gestión de pujas.

De este modo, tú pujas por una palabra, el buscador te posiciona en los primeros resultados y cuando alguien clica, tienes que pagar al buscador la cuantía previamente acordada.

Lo bueno está claro: te permite, gracias al uso de palabras clave muy precisas, llegar a un público motivado y cualificado.

No obstante, si pretendes incursionar en un sector copado por la competencia, te va a tocar soltar mucho dinero. La pujar por palabras clave es cara. Por ejemplo: no cuesta lo mismo la keyword “alimentar palomas en Honolulu” que “donde cenar en Madrid”.