¿Qué es el SMO?

¿Otra sigla? Otra sigla. El SMO o Social Media Optimization consiste en optimizar la presencia de la identidad digital de una marca en los medios sociales (foros, blogs, redes sociales, etc). Es decir, la enésima tarea asumida por el social media manager o community manager de la compañía.

Siendo más precisos, diremos que el SMO consiste en crear contenidos en sitios propios y espacios en los que hayamos detectado participación de nuestra comunidad. Y entenderemos mejor el concepto echando mano a las cinco leyes del SMO cinceladas por el gurú Rohit Bhargava:

  1. Facilitar que el usuario pueda compartir el contenido en todos los canales posibles: redes sociales, mail, blogs, etc. 
  1. Multiplicarse en todos los canales posibles: sacar contenidos a redes, blogs, foros, marcadores sociales, etc. Es decir, estar en todas partes. 
  1. La recompensa siempre es importante: nadie hace las cosas por nada. Premia a quien te ayude a difundir el contenidos en los canales mencionados. Hazle sentir valorado.
  1. Adapta el contenido a otros formatos para, de nuevo, estar en todas las plataformas posibles. ¿Tienes una ecommerce? Crea infografías para pinterest. ¿Una tienda de mascotas? Genera documentos informativos para slideshares, un videoblog para Youtube, etc.
  1. Fomenta el mashup y permite a tu comunidad que reelabore el contenido.

Para terminar, cabe decir que el SMO es absolutamente complementario al SEO y el SEM, pues si bien consigue llegar a mucha gente en poco tiempo gracias a la viralización en redes, también es cierto que su impacto se agota en poco tiempo. Y ahí entrarán el SEO y el SEM para reforzar la visibilidad de la marca durante las intermitencias del SMO.