¿Qué es el CAC?

Para conseguir que un simple visitante en nuestra página web o ecommerce se convierta en un verdadero cliente, es necesario invertir en ciertas estrategias. Eso es justamente lo que hoy conocemos como CAC.

El Coste de Adquisición de Clientes (CAC) es una de las métricas que no puedes pasar por alto en tu estrategia de marketing online. Te ayudará a determinar cuáles son los canales más efectivos para atraer clientes potenciales (y fortalecerlos aún más) y a conocer el valor real de clientes que ya tienes.

Aquí va un ejemplo:

Si has gastado 1,000 euros en tu campaña de marketing y has atraído a 100 clientes, entonces tu CAC será de 10 euros. OJO: este sería tu CAC promedio, lo más recomendable es hacerlo en cada uno de los canales en los que has invertido.

¿Cómo calcular el CAC correctamente?

De igual forma que en el ejemplo anterior, debes dividir el coste de tu campaña entre la cantidad de nuevos clientes que has conseguido durante ese período en el que invertiste. 

Cuando calcules tu CAC debes incluir todos los medios en los que has invertido. Por ejemplo: banners, AdWords, publicidad en redes sociales, artículos. O bien, si has invertido en un equipo de trabajo, programas y herramientas de marketing, etc. ¡Todo cuenta para tu CAC!

Ahora bien, una vez que conoces tu CAC puedes determinar si tu inversión realmente está dando sus frutos o no. Lo único que debes tomar en cuenta es que para calcular esto, debes conocer cuánto gastan tus clientes normalmente.

Volviendo al primer ejemplo: 

Si tu CAC es de 10 euros, pero normalmente tus clientes gastan 5 euros o 7 euros, entonces hay algo que debes cambiar porque te estaría costando muchísimo conseguir un cliente (o al menos mucho más de lo que puedes permitirte).

Que tu CAC sea alto no es una buena noticia. Si este es tu caso, podrías correr el riesgo de no poder seguir invirtiendo para conseguir clientes y tu negocio fracasaría por completo.

Por el contrario, si tu CAC es de 10 euros, pero tus clientes siempre gastan 100 o más, ahí si estarías haciendo una buena inversión. 

¿Cómo puedes optimizar tu CAC?

Utilizando un Costumer Relationship Manager 

Un CRM es una herramienta que te ayudará a gestionar las relaciones con tus clientes actuales y por supuesto, con tus clientes potenciales. 

Con un CRM podrás almacenar todo lo relacionado a un cliente (conversaciones, preguntas que te ha enviado, compras que ha hecho, historial de llamadas, etc) para mejorar tus estrategias y obtener mayor visibilidad. De este modo estarías mejorando tu CAC. 

Asegurándote de que tu target es el correcto

Si estás gastando dinero en tu campaña de marketing, pero la estás dirigiendo a una audiencia equivocada, entonces estás perdiendo el tiempo. 

Al enfocar tus campañas en las buyer personas adecuadas, tu negocio crecerá mucho más y del mismo modo, tus ingresos. 

Dándole importancia al SEO

Todos saben qué es y sin embargo, no le dan la importancia que se merece. El SEO es clave para acercarnos a nuestro buyer persona y mejorar nuestro CAC.

Después de calcular el CAC, estarás listo para calcular tu ROI (Return on Investment) y CLVT (Costumer Lifetime Value), quienes en conjunto te ayudarán a tomar las decisiones acertadas para tu negocio y generar mayores ingresos.